Logo 00

Nuestro compromiso

Finaliza la campaña. Han sido doce días intensos. Hemos visitado un buen número de fiscalías, debatido con muchos compañeros de todas aquellas cuestiones que a todos nos preocupan. Hemos comprobado -desde el terreno- el estado de las instalaciones, la falta de medios, el volumen  de servicios que atender y de causas para despachar. En todos los lugares hemos sido recibidos con afecto e interés. Desde aquí queremos expresar nuestro agradecimiento a todos vosotros. Dedicarnos unas horas de vuestro tiempo -siempre escaso y cargado de servicios- evidencia, aparte de generosidad, interés y preocupación por los problemas de la Carrera. Lamentablemente no hemos podido llegar a todas las fiscalías.  Sin duda, la limitación temporal de la campaña lo ha impedido. Pedimos disculpas a los compañeros con los que no nos hemos podido reunir.

El contacto personal nos ha permitido tomar el pulso de la Carrera. Sin duda, ha sido una experiencia muy gratificante. El debate directo y sereno, sin más intermediarios que una mesa de trabajo, cara a cara, ofreciendo la palabra a todos y tomando buena nota de las aportaciones, nos permite obtener una fotografía real de nuestra situación. En todos los destinos los fiscales somos ejemplo de compromiso, trabajo, sacrificio y rigor. Pero también observamos una Carrera muy preocupada y un tanto desencantada por las recientes disposiciones que inciden directamente en nuestra actividad, un cuerpo de fiscales alertado por la falta de dignidad de algunas condiciones de trabajo o que reclama mejoras en los medios que ahora emplea; fiscales que no comprenden a un Ministerio que no conoce el funcionamiento de nuestra Institución y que establece un sistema de sustituciones  que no podemos compartir. 

De nuestro quehacer diario queremos destacar:

  • La falta de proporcionalidad entre el volumen de trabajo y el número de fiscales hace necesario y urgente  proceder a una revisión  de las plantillas y de su categoría.
  • La imposibilidad de asumir, por sustitución interna, las licencias de maternidad. En una carrera joven en que hay fiscalías cuya plantilla en su mayor parte no alcanza la edad de 35 años las licencias maternales suponen un 80% de las bajas necesitadas de ser cubiertas. Por la manera de reparto del trabajo es imposible que un solo fiscal pueda atender  su propio trabajo y el de la compañera/o  de baja  al coincidir habitualmente varios servicios presenciales a la vez. Es imprescindible acudir al régimen de sustituciones externas en los casos de licencia por maternidad y enfermedad. 
  • Las dificultades o la falta de dignidad en los desplazamientos de los fiscales para trasladarse a desempeñar sus funciones.
  • La indigna retribución de las guardias semanales, incluida las de menores.
  • La necesidad de contar con aplicaciones informáticas adecuadas y útiles para el ejercicio de nuestras actividades, interrelacionadas con  las judiciales de manera que agilicen los trámites de registro y que proporcionen de forma automática los datos estadísticos que nos son requeridos desde la FGE. 
  • La necesidad de que los concursos de traslados se convoquen de manera periódica y bajo la fórmula “a resultas”.
  • La exigencia de revisar los criterios de baremación para la percepción de la retribución por productividad.
  • La regulación de sistemas objetivos para conocer el trabajo de cada Fiscalía con el fin de que la distribución de plazas se realice de forma rigurosa y trasparente. Al mismo tiempo, es preciso establecer módulos de trabajo máximo para cada fiscal.
  • La necesidad de implantación de una nueva oficina fiscal.
  • La adecuación de las retribuciones ante la pérdida de nuestro poder adquisitivo del 24% en los últimos tiempos.

Por todo ello os pedimos vuestro voto. Os garantizamos que pondremos nuestro empeño, ilusión y trabajo para que cada uno de vosotros se sienta representado en el Consejo Fiscal.

Gracias a todos por vuestro tiempo y vuestro interés.

More in this category: « Nuestros vocales Diario Electoral »