Asociación de Fiscales Asociación de Fiscales

Informe al borrador de RD sobre mutualismo judicial

SOBRE EL PROYECTO DE REAL DECRETO POR EL QUE SE MODIFICA EL REAL DECRETO 1.026 / 2.011 DE 15 DE JUNIO, POR EL QUE SE APRUEBA EL REGLAMENTO DE MUTUALISMO JUDICIAL.

Informe de alegaciones presentado por la Asociación de Fiscales respecto del proyecto de Real Decreto citado, remitido por el Ministerio de Justicia (*).
Madrid, 25 de abril de 2.013.
(*) El texto del proyecto fue recibido en la sede de la AF en fecha 10 de abril de 2.013.
 
ALEGACIONES SOBRE LA MODIFICACION DEL RD 1026/2011 DE REFORMA DEL REGLAMENTO DE MUTUALISMO JUDICIAL
 
Habiéndose recibido el proyecto de de Real Decreto, por el que se modifica el apartado 2 del artículo 103 del Real Decreto 1026/2011, de 15 de junio por el que se aprueba el Reglamento del Mutualismo Judicial, se procede, conforme al trámite previsto en la Ley 50/1997 de 27 de noviembre, a efectuar las siguientes ALEGACIONES A DICHO PROYECTO:
 
PRIMERO.- Consideraciones previas
Con carácter previo a abordar el fondo del asunto conviene recordar la situación que rodea a la Mutualidad General Judicial (en adelante MUGEJU) por la repercusión que tiene en cada una de las reformas con ella relacionada.
Tras la reforma estructural llevada a cabo en la MUGEJU por el Real Decreto 1206/2006 de 20 de octubre, por el que se regulan la composición y funciones de los órganos de gobierno, administración y representación de la Mutualidad General Judicial, la estructura orgánica de la Mutualidad está compuesta por los órganos de dirección (Gerencia y Delegados Provinciales) y órganos de control y de vigilancia de la gestión (Asamblea General y Comisión Permanente), pero la fórmula de composición y acceso a la Asamblea General y posteriormente a la de la Comisión Permanente, excluyó materialmente la presencia de varios colectivos, entre ellos, la correspondiente a la Carrera Fiscal.
La MUGEJU está dirigida por un Gerente designado por el Ministerio de Justicia y, a pesar de ser uno de los colectivos que más aporta, junto con el integrado en la Carrera Judicial, carecemos del más mínimo control sobre sus resoluciones, así como sobre supresupuesto y gasto. Considerando que los Delegados Provinciales son elegidos por el Gerente de la Mutualidad y que del Presupuesto elaborado por el Gerente se da cuenta para su aprobación, a la Asamblea General, a la que reiteramos se ha vetado, en la práctica, el acceso de la Carrera Fiscal, carecemos de los datos suficientes para conocer en la actualidad su situación económica, aunque en el año 2010, cuando todavía manteníamos la representación, la salud económica de la Institución, era favorable.
Con ello se pone en evidencia la urgencia en reformar la estructura de la MUGEJU, que en repetidas ocasiones se ha puesto demanifiesto al Ministerio de Justicia por la Asociación de Fiscales.
Solo, participando en los órganos de control podremos conocer si las reformas parciales que se están llevando a cabo son adecuadas o no, porque a fecha de hoy, la situación es de total oscurantismo.
 
SEGUNDO.- Sobre la exposición de motivos.
En la exposición de motivos se justifica la modificación de la prestación de subsidio de jubilación, que actualmente lleva a cabo la MUGEJU, del 200% de las retribuciones básicas del mutualistaque alcanza la jubilación, en base a la necesidad de contener el gasto público y, de otra parte, por la exigencia de coherencia con la normativa que rige otras mutualidades que cubren la asistencia al resto de funcionarios de la administración general del Estado.
La razón de la existencia de esta prestación tuvo su origen en atender económicamente al mutualista que alcanzaba la jubilación mientras se tramitaba el cobro de la pensión por la seguridad social, lo que, normalmente se demoraba unos meses, y para atender dicha situación se consideró oportuno, ya que existían fondos suficientes para ello, que el mutualista no sufriera un periodo de merma económica y pudiera finalmente percibir su pensión sin apuros.
Si bien esta situación ya no se produce por la mayor celeridad en la tramitación de la pensión de jubilación, si se considera una “prestación de justicia” que de algún modo constituye una gratificación o reconocimiento a una vida laboral plena, y permite adecuar la reducción de ingresos que se sufre al pasar de la actividad laboral ordinaria al régimen de la jubilación.
Sin dejar de compartir la necesidad de controlar el gasto público, como no puede ser de otro modo, se hace necesario justificar, individualizadamente, cada uno de los recortes, y ello debe hacerse en relación a los ingresos y gastos de la Mutualidad, datos que no se aportan, por lo que no podemos aceptar la “genérica” motivación.
Por otra parte, la razón de igualdad, que constituye el segundo fundamento de la modificación pretendida, tampoco debe ser aceptada debido a las diferencias que presenta la MUGEJU, con el resto de los colectivos de la Administración General:
a. La nuestra, es una Mutualidad mucho más joven que el resto de las mutualidades, lo cual significa que MUGEJU se nutre de mutualistas en una edad de menor gasto farmacéutico, hospitalario y, en general, de todo tipo de prestaciones, entre ellas, del subsidio de jubilación.
b. Esta alegación se acredita sin ir más lejos viendo la concertación con las Entidades Medicas, ya que estas Entidades de carácter privado y con ánimo de lucro, han dejado en muchos casos de concertar los convenios de prestación tanto con MUFACE como con el ISFAS; sin embargo MUGEJU mantiene convenio con todas las Entidades Medicas, por entender las mismas que somos un colectivo de menor riesgo en cuanto al gasto general, y en concreto, con menor siniestralidad laboral, con menor número de bajas laborales por accidente o enfermedad
Es evidente, por tanto, que las circunstancias de cada Mutualidad son diferentes, tanto en lo que respecta a los ingresos como a las prestaciones que llevan a cabo. Aun sin discutir, como indicamos con anterioridad, la necesidad de reduci r el gasto públ ico, eso sí , justificándolo más pormenorizadamente, consideramos que debe ser cada Mutualidad la que determine las prestaciones que su colectivo proporciona en función de las necesidades de los mutualistas, permitiendo que el reducido presupuesto se adapte a la idiosincrasia de cada colectivo, sin equiparar cuerpos desiguales.
 
TERCERO.- En relación al articulado propuesto La modificación propuesta consiste en sustituir la actual prestación por el resultado de multiplicar la mensualidad ordinaria de las retribuciones básicas por un coeficiente anual que fijará la propia Gerencia.
El primer comentario que suscita el articulado propuesto es la aparente incoherencia que supone alegar en la Exposición de Motivos razones de igualdad, cuando en la práctica se propone un régimen singularizado de coeficiente que determinará la propia Gerencia en función de las disponibilidades y previsiones económicas del organismo, y, digo, aparente, dejando a salvo la posibilidad de que con posterioridad, y por la vía de hecho, se le imponga al Gerente la misma reducción para todos los colectivos.
Pero al margen de esta apreciación, en el articulado, se está reconociendo:
1º ) Que las disponibi l idades de la MUGEJU son determinantes a los efectos de fijar su prestación, con independencia del criterio de igualdad con el resto de funcionarios.
2º) Que las necesidades de los mutualistas son diferentes, y dada la edad de jubilación de nuestro colectivo, consideramos que en todo caso se debería respetar una mensualidad de las retribuciones básicas, es decir un coeficiente mínimo establecido del 1 y no como en la actualidad algunas mutualidades establecen del 0.5 pues ello supondría reducir la prestación a una cuarta parte de la establecida en la actualidad.
Por otra parte, la atribución de la competencia al Gerente para la fijación del coeficiente, nos obliga a enlazar con la consideración inicial. La falta de representación de la Carrera Fiscal en los órganos de control de MUGEJU nos va a impedir controlar la valoración que se lleve a cabo para fijar el coeficiente, por lo que reiteramos la necesidad de que con carácter previo a las modificaciones que afecten a la Mutualidad, se lleve a cabo la de la propia Mutualidad, de forma que todos los colectivos de mutualistas, incluidos los jubilados, tengan representación en los órganos de control, y, en casos como el propuesto, en la valoración de los criterios por los que se fije un  coeficiente, impidiendo que se efectúe genéricamente o se acepte una imposición basada en criterios de igualdad, que no compartimos.
 
MADRID A 25 DE ABRIL DE 2.013.
LA COMISION EJECUTIVA DE LA ASOCIACION DE FISCALES.